<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d5811947\x26blogName\x3dCuatro+espinitas+tiene+mi+cama\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cetmc.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cetmc.blogspot.com/\x26vt\x3d7761194970336505793', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Cuatro espinitas tiene mi cama

Layout ©

credits
ME. kynzgerl
CODES. SHOTGUN
BRUSHES. 1 2 3 4
IMAGES. 1 2 3 4 5 6 7 8
SOURCE. BLOGGER BLOGSKINS IMAGESHACK

martes, marzo 30, 2004
12:37



ME VOY A MORIR DE TANTO AMOR





Aparcas la moto lejos del río para darme una sorpresa. Has traido un libro de Cheever que aún no he leido, una botella de oporto y mi bañador azul.
Me doy cuenta de que estás a mi lado pero no abro los ojos.
Me gusta jugar contigo.
El aire mueve las hojas de los chopos y siento la luz roja cambiar dentro de mis párpados, al mismo tiempo que escucho su crujir, como si una ardilla corriera por encima de una sábana de patatas fritas.
Me estiro.
Huele a verano y soy muy feliz aunque me de la vuelta y no te lo diga.


lunes, marzo 29, 2004
18:22



QUE LLUEVA, QUE LLUEVA





A veces si te dejas llevar por lo que te dicen tus oidos en una tarde de lluvia las palabras cambian de significado. De este modo aloe vera suena como si fuera un saludo entre dos habitantes de la República Democrática del Congo, siatsu el acto de afilar un cuchillo antes de degollar a un cerdo y Avena Kinessia a una técnica antiquísima de imnosis. PVC parece un partido político que no se recicla jamás, Max Factor un tipo de ecuación complicadísima y Kilimanjaro un maricón indú, primo de una famosa estrella del pop.
¡Me encanta pensar que la lluvia al caer purifica hasta el vocabulario!.


viernes, marzo 26, 2004
12:05



FALTA DE INFORMACIÓN




LOS SENTIMIENTOS SON NOTICIAS QUE RECIBIMOS DE NOSOTROS MISMOS.

La pell freda.
Albert Sanchez Piñol.


jueves, marzo 25, 2004
8:59



TE VEO EN EL MAR



No hace falta que quedemos, te veo en el mar. En una mañana verde, cuando la arena sea caucho y mis deseos señales.
No hace falta que me llames, te veo en el mar. La sal calmará la espera y los besos el pasado .
Aunque aún tú no lo sabes... ya va quedando menos.



miércoles, marzo 24, 2004
13:37



MALA SUERTE



Cada vez que salgo a darme una vuelta a la manzana me encuentro con el gusano.



8:26



EVASIÓN




6 a.m. Me despierto y me doy cuenta de que mi cuerpo no pesa como de costumbre. La gravedad es simplemente un chiste de mal gusto y cuando me río, dejo de flotar por un instante, y mis pies vuelven a tocar el suelo. Lo intento de nuevo:¡tengo que escapar de aquí como sea!.
Cojo carrerilla, tomo impulso y estoy en el aire definitivamente.
He iniciado el vuelo.
Miro hacia arriba y una familia de mirlos que están haciendo natación sincronizada van dejando un rastro de mensajes secretos en el cielo para mí. Me dejo caer. Miles de gotas de agua fría me acarician la espalda. Vuelvo a subir. Me engancho de la aleta de un pez martillo y se me vuelan las bragas. Entonces me doy cuenta de que tengo dos sexos, y de que puedo amar a dos personas a la vez.
Abro los ojos y me siento relajada/o, con la expresión que tienen los niños en la cara cuando están dormidos.

By p Y f


martes, marzo 23, 2004
0:51



LA PESCADILLA QUE ME MUERDE LA COLA



Estamos en una habitación. No sé qué decir. Tú no dices nada. El sofá se convierte en la estación de metro de Diego de León. Me acaricias la mano. Te sonrío. De repente vuelven todos mis fantasmas y lo único que quiero es meterme debajo de la manta. El pánico escénico baja las escaleras del bodeville de mi vida como una starlette ya olvidada. Aprendo a ver señales donde no las hay y decido tomarme las cosas con CALMA. Me despierto a tu lado y deduzco que no has dormido en toda la noche porque como roncas no querías despertarme. Mi conciencia se nubla y pienso en el tiempo que ha pasado desde que alguien hacía algo tan bonito por mí. La pescadilla me vuelve a morder la cola.
¿Qué me pasa doctor?


lunes, marzo 22, 2004
12:48



ESPONJA



Mi estómago se ha convertido en una esponja gigante.
Cuando mi rutina se llena de sentimientos nuevos que se niegan a desaparecer, una medusa neurótica alquila mi tripa para pasar unos días de vacaciones. No le importa haberse olvidado el bañador o el paraguas como a los demás turistas. No, lo único que engulle son las cosas que me llenan de desasosiego: la evolución de mi padre, mis desarreglos feromonales, el futuro del programa en el que trabajo, y sobre todo, cómo Fernandito se desenvuelve en esta puta vorágine.
De repente se llena de agua y escupe. Otras veces se queda seca hasta tal punto que me hace heriditas sangrantes en el corazón.
Le he dicho que tiene que desalojar la habitación porque va a estar ocupada a partir de mañana. Me ha dejado un mensaje en el contestador diciendo que se va a ir sin pagar, y que me dejará la factura pendiente para el resto de mi vida.


jueves, marzo 11, 2004
12:29




DOLOR Y MUERTE




En un episodio de "Six feet under" hablaban sobre la relación que hay entre el dolor y la muerte. Era curioso ver las diferentes formas de enfrentarse a ella según a la cultura a la que se pertenece.
Lo que más me llamó la atención fue un comentario que hicieron sobre la intensidad del dolor y el lenguaje. Hoy al leer el post de Pico, cuando ha llamado a su madre desde Atocha para decirle que la quería mucho, he vuelto a pensar en ello.
Si un marido pierde a su mujer se queda VIUDO, si un hijo pierde a sus padres se queda HUERFANO, pero no existe ninguna palabra para describir el estado de una madre cuando pierde a un hijo, porque en ninguna palabra cabe tanto desesperación y tanto dolor al mismo tiempo.
Hoy he sentido un dolor infinito por el daño que han hecho estos HIJOS DE PUTA y como Jose, he llamado a mi madre para decirle todo lo que le quiero.


miércoles, marzo 10, 2004
11:10



VERDE Y ROJO





Hoy tengo la cartera vacía. No me he traido ni los lápices, ni el atlas, ni la merienda,...y me niego a compartir los libros con nadie.
Me gustaría quitarme el pasamontañas y las katiuscas y esconderme en un desván como Bastian Baltasar Bux, uno de mis personajes literarios favoritos. Coger todos los poemas de Emily Dickinson, cuarenta cigarrillos, y pasar las horas leyendo, mirando como se disuelven los anillos de humo en el aire.
Con una linterna verde alumbraría mis calcetines andando por el suelo y escribiría en un cuaderno de rayas todas las historias que me pasaran por la cabeza. Haría bufandas con trocitos de telarañas y con los pedacitos de atmosfera que le sobraran a los cuadros de Vermer, e intentaría no pensar demasiado.

¡Ya llevo casi una hora, y me siento fenomenal!.


lunes, marzo 08, 2004
7:43



MONDAY MORNING





No logro levantarme y mi ombligo me dice que echa de menos jugar a las canicas contigo.
Hago permutaciones con las letras de tu nombre y debajo de la almohada Beth Gibbons sigue susurrandome canciones muy bajito.
Busco fotos de cortadoras de cesped en los suplementos de los periódicos, y las pego en la pared con esparadrapo.
Me propongo, una y mil veces, abandonar la nave ahora que por fin está vacía de recuerdos, pero me es totalmente imposible.
Me duelen las piernas, bostezo, y sin darme cuenta, marzo está aquí otra vez..


viernes, marzo 05, 2004
11:44



LIMÓN



Hay un lugar en el mundo que se llama Limón. Un lugar donde los perros son amarillos y el calor, ligero. Donde los niños toman bebidas del color del sol y las niñas cantan canciones que curan las heridas del corazón.
Las mañanas huelen a cactus y las tardes a rosas color crema, y si cierras suavemente los ojos, los sueños son casi tan dulces como las caricias que tú me hacías cuando nos queríamos tanto.


jueves, marzo 04, 2004
9:13



LOVER





Tengo un amante con olor a nuevo, con sonrisa de aire y manos de cartón. Me pongo muy nervioso cuando suena el teléfono y una vez que lo he cogido y es él, todo lo que quiero se concentra en un mismo cuerpo y en un mismo deseo compartido. No vamos al cine, ni a cenar. No damos paseos, ni hablamos demasiado. Pero nos gusta estar juntos, desnudos, sabiendo que mientras nos adormecemos en ovillos de caricias.........., ¡qué coño, follamos como conejos!.



martes, marzo 02, 2004
20:17




MARIONETA DE TRAPO






"Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo. Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan. Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz. Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen. Escucharía cuando los demás hablan, y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate! Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto, no solamente mi cuerpo sino mi alma. Dios mío, si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera el sol. Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti, y una canción de Serrat seria la serenata que les ofrecería a la luna. Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos... Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida... No dejaría pasar un solo día sin decirle a la gente que quiero, que la quiero. Convencería a cada mujer u hombre de que son mis favoritos y viviría enamorado del amor. A los hombres les probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse! A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar. A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez, sino con el olvido. Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres... He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada. He aprendido que cuando un recien nacido aprieta con su pequeño puño, por vez primera, el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre. He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia a bajo, cuando ha de ayudarle a levantarse. Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes, pero realmente de mucho no habría de servir, porque cuando me guarden dentro de esa maleta, infelizmente me estaré muriendo."

GABRIEL GARCIA MARQUEZ

Para que disfrueis de este texto tanto como lo hago yo. Mi madre lo tiene pegado en la nevera y leerlo de vez en cuando es un buen ejercicio.


lunes, marzo 01, 2004
13:21



JUNGLA HUMANA





Un ojo de TIGRE dentro del bolsillo de su pantalón color ala de MOSCA le daba la suerte necesaria como para seguir hacia delante. LLevaba quince minutos debajo de la marquesina con la mirada perdida en la gente que cruzaba borracha el paso de CEBRA. Un adolescente dormía como un LIRÓN encima de un mini de leche de PANTERA ,y en frente, un CAMELLO sin clientes robaba el LORO a un viejo TIBURÓN metalizado. Entonces le vino a la memoria cuando tenía veinte años, cuando la vió por primera vez en esa misma parada esperando al BUHO. Un sabor amargo de juventud le secó la boca, algo así como si tuviera una lámina de cola de PESCADO en la garganta. Subió al autobús y encontró un asiento entre una señora gorda como una FOCA con patas de GALLO y una niña con la cara manchada de chocolate que comía lenguas de GATO. Limpió el vaho del cristal con la manga de su camiseta y a través de un ojo de BUEY improvisado vió de nuevo la ciudad. Se dió cuenta de que las tres lágrimas que habían mojado los pétalos amarillos del diente de LEÓN que llevaba en la solapa, eran de COCODRILO y de que separarse de esa ZORRA no había sido el GAZAPO mas grande que había cometido de su vida. Pulsó el timbre, respiró profundamente y caminó lentamente hasta su casa por la avenida de los GALÁPAGOS pensando que a lo mejor tenía demasiados PÁJAROS en la cabeza y que por el hecho de ser un GORILA no tenía por qué tener un cerebro de MOSQUITO, ¿o sí?.